Fritzia Irizar. La historia del humo

Fritzia Irizar. Alepo-Guernica. 2017. Cortesía de NF Galería

A principios del siglo XIX estalla en México una sangrienta guerra de independencia que se llevó la vida de miles de hombres. Cien años más tarde una nueva guerra sacude al país bajo otra identidad; la revolución mexicana. Con una espeluznante similitud matemática, da inicio una nueva guerra contra el crimen organizado y el narcotráfico que deja más de cien mil muertos.

El 26 de abril de 1937 se perpetró un ataque aéreo por parte de fuerzas alemanas e italianas en apoyo al bando sublevado que combatía contra el gobierno de la Segunda República española. A punto de cumplirse ochenta años de ese atroz acontecimiento en Guernica, Rusia ataca con bombardeos aéreos la zona de Alepo, Siria, como una nueva ofensiva en contra de los opositores del régimen.

Pareciera ser que la historia se empeña en repetirse o más bien que nosotros nos empeñásemos en repetirla. El trabajo de Fritzia Irízar aborda la guerra como un acto de barbarie que seguimos repitiendo siglo tras siglo, es decir, seguimos tomando las mismas decisiones guiadas por intereses ambiciosamente egoístas y perversos, el más claro y más influyente de todos: el dinero. Una consideración que no se tomó en cuenta en La riqueza de las naciones, bella utopía económica que funciona como base para el sistema capitalista neoliberal, que otorga una entera libertad al mercado, con la esperanza de que por una razón (una mano invisible) el sistema económico prospere. Evidentemente los hechos actuales gritan que no es así.

El discurso de Fritzia nos habla de un mercado que se ha sostenido gracias a ese sistema económico decadente que nace a raíz del análisis de Adam Smith sobre el origen y las causas de la prosperidad, un mercado que ha enriquecido a unos cuantos a costa de la vida de millones y que ha respondido a los intereses políticos de las grandes potencias mundiales: el mercado de la guerra.

La obra se vuelve una protesta en contra de todos estos propósitos ocultos que alimentan a los conflictos bélicos y busca una última reivindicación a través del arte,  y un análisis a través del lenguaje del estado crítico en que se encuentra la sociedad: la poesía.

Leonardo González

Texto procedente de la nota de prensa de la exposición.

Enlaces de interés:

 

Zona de contacto

Deja un comentario