Gego: Autobiography of a Line

La galería Dominique Lévy en Londres se complace en presentar la exposición “Gego: Autobiography of a Line”, la segunda entre un par de exposiciones que celebran el legado de la artista venezolana nacida en Alemania Gego (Gertrud Goldschmidt [1912 – 1994]). Organizada con la colaboración de la Fundación Gego, Autobiography of a Line es la primera exposición individual en Londres e incluye una selección de obras que abarcan toda su carrera. Especialmente, serán exhibidas tres esculturas monumentales realizadas en los 70s, que encarnan el sentido palpable de una geometría entrópica y de un juego espacial, por el cual la obra de Gego es internacionalmente reconocida.  Estas esculturas encuentran su paralelo en el altísimo cableado de Chorros que fue mostrado en la exposición de Nueva York en el otoño pasado. También en la muestra de Londres hay una selección de dibujos en tinta y otra trabajos posteriores que complican y cuestionan la relación entre dibujo y escultura como Dibujos sin papel, Acuarelas y Tejeduras. La exposición incluye préstamos del Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA), del Museum of Fine Arts, Houston (MFAH) y de la Fundación Gego.

Originaria de Hamburgo, Gego inmigró a Venezuela en 1939 después de haber terminado su formación como arquitecta; ella fue el último miembro de su familia judía en huir de los nazis. Físicamente desplazada de su tierra natal, sus esculturas fragmentarias de cables reflejan este estado de separación, usando el vocabulario de la abstracción para movilizar los intersticios entre las líneas, idiomas y modos de percepción.

Vista de la instalación © Fundación Gego. Courtesy Dominique Lévy, New York/London
Vista de la instalación
© Fundación Gego. Cortesía Dominique Lévy, Nueva York/Londres

A lo largo de una carrera que abarca cuatro décadas, Gego continuamente rechaza la clasificación de su trabajo como parte de un movimiento en particular o como constituido de una técnica precisa, escribe en su libro de notas “Escultura: formas tridimensionales en materiales sólidos. ¡NUNCA lo que yo hago!” Como otros artistas judíos alemanes que han inmigrado como Mira Schendel a São Paulo y Eva Hesse a Nueva York, Gego se niega a participar en los discursos artísticos locales preestablecidos. En cambio, ella se dedica a una intensa investigación tanto del dibujo a lápiz como de la línea escultural, con frecuencia desafiando convenciones de la geometría lineal para introducir en su trabajo una sensación silenciosa pero profunda de lo que no tiene forma.

En los años 50s, en el comienzo de su carrera, Gego trabajó principalmente en acuarela, dibujando, grabando y haciendo libros. Entre sus libros hay un delgado volumen titulado Autobiografía de una Línea, que contiene una colección de pequeños grabados de la artista de 1965. Las marcas en este libro, del cual la exposición en la Dominique Lévy y su catálogo adjunto, toman su nombre, parecen converger o bifurcarse entre si, dependiendo de la orientación incierta del objeto. En este sentido, Autobiografía de una Línea es un precursor de las preocupaciones que interesarían a Gego en sus últimas obras. La exposición presenta dos de sus primeros trabajos en papel, realizados alrededor del mismo periodo, en 1958 y 1964, que similarmente representan una manera de elaboración de una repetición de marcas paralelas y líneas delicadamente hechas en tinta.

Vista de la instalación. © Fundación Gego. Courtesy Dominique Lévy, New York/London
Vista de la instalación.
© Fundación Gego. Cortesía Dominique Lévy, Nueva York/Londres

En 1969, la carrera de Gego dio un giro radical cuando ella creó la primera Reticulárea (una combinación de palabras en retícula y área) como una instalación especialmente creada para el Museo de Bellas Artes en Caracas. Las esculturas de alambre tejido se destacan por tener una estructura de malla, a la vez expansible y reducible, que enmarcan la totalidad del espacio alrededor. Es un entorno meditativo y cambiante que actúa como una metáfora de varios universos sociales y naturales donde los seres y las ideas están interconectados. Posteriormente Gego produce una serie de trabajos basados en el uso de mallas o matrices que llevan el mismo título. Autobiografía de una línea se centra en tres esculturas de gran escala, hechas desde los años 1970, que forman parte de las Reticuláreas o son muy cercanas a estas: Columna 71/9 (1971), pertenece a una colección privada y ha sido recientemente prestada al MACBA; Columna (Reticulárea cuadrada) (1972), ha sido adquirida en el taller de la artista poco después de su culminación y ha sido conservada desde entonces en la misma colección privada; y Tronco no.1 (1974), proveniente de otra colección privada. A partir de esta serie tan importante la artista desarrolló nuevos conjuntos de trabajos basados en el mismo sistema, incluyendo los Dibujos sin papel, que han sido interpretados como intentos por extraer la tri-dimensionalidad de las Reticuláreas para aplicarlas en un plano bi-dimensional. La exhibición presenta cinco Dibujos sin papel, incluyendo un extenso trabajo empezado en 1989 con estructuras cuadradas reticulares superpuestas de manera armónica. Estos trabajos son más planos que las Reticuláreas y se instalan más cerca del muro, cuestionando así la frontera entre el dibujo y la escultura.

Vista de la instalación. © Fundación Gego. Courtesy Dominique Lévy, New York/London
Vista de la instalación.
© Fundación Gego. Cortesía Dominique Lévy, Nueva York/Londres

Para Gego el hecho de dibujar líneas —en una superficie o en el espacio— es “un trabajo meditativo” y según ella en este tipo de trabajos “a veces lo que ocurre entre-líneas es más importante que la línea misma”. El concepto de “entre-líneas” puede tener una doble lectura, por un lado como una valoración del espacio negativo situado entre las líneas físicas, y por el otro como una meditación sobre los diferentes modos técnicos de conexión existentes entre sus esculturas y sus dibujos. Esta idea encierra el fundamento mismo de la práctica de Gego, con su fervor por crear y deshacer conexiones, trazar líneas errantes, y entrelazar materiales e ideas dispares. A través de esta presentación de trabajos producidos a todo lo largo de la carrera de Gego, en dos exposiciones en New York y Londres, Autobiografía de una línea busca enfatizar la constancia de estos importantes preceptos de la obra de la artista e igualmente situarla en un discurso internacional en el cuál su trabajo conserva hoy toda su inminencia.

Vista de la instalación. © Fundación Gego. Courtesy Dominique Lévy, New York/London
Vista de la instalación.
© Fundación Gego. Cortesía Dominique Lévy, Nueva York/Londres

Este texto es una traducción conjunta de Carolina Matamala y Guillermo Vargas Quisoboni del comunicado de prensa de la exposición.

Enlaces de interés

Zona de contacto

Deja un comentario