Glenda León. Estados Transitivos

Estoy segura de que en un futuro los humanos que sobrevivan mirarán la historia con gran tristeza y perplejidad: todas las guerras y muertos producto de la religión, el poder o el dinero; las convenciones seguidas ciegamente; las naciones, las fronteras, etc… Se asombrarán con las divisiones de la tierra tal como nos asombraríamos hoy si se dividiese el aire que respiramos.

Parte de mi obra la he dedicado a disolver las diferencias entre las religiones, centrándome en lo espiritual; en disolver las fronteras políticas para enfocar en lo universal; y en deconstruir convenciones sociales (como el dinero), para poder ver el mundo sin esta malla cuadriculada con la que estamos acostumbrados a verlo. También he hecho ver lo que hay en común entre la religión, el deporte y la política.

Esta exposición será como caminar por la vida de un ser de hoy día, o también de ese ser que hayamos dentro de ciertos circuitos sociales que es un viajero constante.  Así, en ese camino, están el tiempo, los viajes, las relaciones amorosas pero, también, es un retrato de una sociedad ideal, cuya patria es el mundo (”…patria es humanidad” –José Martí) y su bandera solo una, que incluya a todas; cuyos íconos religiosos dejan de ser lo más importante para ceder paso a la espiritualidad, a la devoción misma y a un comportamiento que no traicione las propias creencias.

Más que una propuesta real, es una interpretación de este estado, un darse cuenta de que todo es transitivo, que no es para siempre; no solo nuestras vidas, sino el propio estado de las cosas, de las naciones, los valores como el dinero, etc.. Borrar lo transitivo y quedarse con lo esencial, es tal vez la principal propuesta.

Glenda León

Enlaces de interés:

Zona de contacto

Deja un comentario