Le temps des pommes

Vista general de la exposición. Cortesía de Eté 78

El título de la exposición “Le temps des pommes” se refiere a la canción “Le temps des cerises”, escrita por Jean Baptiste Clement (1836-1903) en 1867. Esta canción habla del verano, de la belleza de la naturaleza y de la nostalgia por el tiempo perdido. Se le asocia además con la Comuna de París, debido a que su autor participó en ella. “Cambiar el mundo, cambiar la vida para la felicidad de todos” era el sueño de los que participaban. Para la exposición Le temps des pommes, los artistas reflexionan desde el pasado hasta el presente sobre el mundo y la historia social, política, económica e ideológica, al tiempo que realizan un análisis visionario.

Nacido en 1981 en París, Louis-Cyprien Rials estudió teatro en Francia antes de descubrir la fotografía en Japón, donde vivió durante varios años. Es el ganador del Premio SAM PROJECTS 2017. Su trabajo refleja, a través de fotografías y vídeos, un mundo sin humanos. Todo lo que queda son las formas y los paisajes que generan desorientación y contemplación. A través de la exploración de posibles representaciones de paisajes procedentes de muestras microscópicas o de imágenes de satélite, de los que altera su escala, ofrece al espectador un espacio tan libre para la imaginación como para las paréidolias. En este universo del ser olvidado y marginado, la documentación de una escenografía abandonada, de monumentos – naturales o no – de ruinas, de huellas inscritas en la geografía, revela una parte de la humanidad vista a través del prisma de su ausencia.

Marcos Avila Forero (nacido en 1983, en París) se graduó en 2010 en la Ecole Nationale Supérieure des Beaux-Arts de París y fue invitado en 2017 a la Bienal Viva Arte Viva de Venecia (57ª edición) por la curadora Christine Macel. En palabras de la comisaria Daria de Beauvais: “a través de vídeos, frescos, performances o instalaciones, las obras de Marcos Ávila Forero parecen evocar siempre una situación fuera de cualquier contexto: la de un encuentro, una historia o un viaje de las que ha de conservarse una huella. Sus micro-ficciones hechas de ladrillos y cemento no pretenden tanto demostrar o documentar como generar una colusión paradójica entre tiempos y lugares a los que todo parece oponer. La riqueza y la poética de la obra se nutre de la frecuentación y el desborde de las fronteras…… En una era de desmultiplicación y desmaterialización de los flujos, Marcos Ávila Forero reintroduce los movimientos y las migraciones en su duración y materialidad, restaurando su significado y sustancia que con demasiada frecuencia se descuidan…. El ser humano, al que el artista coloca en el centro de su obra, es paradójicamente el que espera en los márgenes, esperando sin cesar el momento oportuno para dar el paso”.

Jenny Feal nació en 1991 en La Habana, Cuba y obtuvo una maestría de la Ecole Supérieure des Beaux-Arts de Lyon en 2016. Ese mismo año fue galardonada con el Premio Renaud por su instalación Te imaginas. Para ella, los objetos forman parte de nuestra vida ordinaria y dan testimonio no sólo de un viaje físico o funcional, sino también de un viaje simbólico. A través de su trabajo, se apropia de objetos que tienen vida propia y se inscriben en un contexto específico. A través de su reproducción o desplazamiento, las sensaciones de distancia y extrañeza son provocadas en el espectador. La sutil frontera entre lo íntimo y lo colectivo se establece mediante la introducción de temas y objetos cotidianos banales cargados de varias dimensiones: simbólica, histórica, social y política. Cuba es para la artista un referente y una fuente inagotable.

Sun Choi, nacido en 1973, vive en Seúl, Corea del Sur. Se graduó de la Universidad Hongik en Seúl en 2003. Ganó el Grand Prix du SongEun Award en 2013. Para Sun Choi “el artista se plantea preguntas vagas sobre el arte.” Por ello se ha esforzado en aclarar estas cuestiones y ponerlas en práctica. Dejando atrás la irracionalidad histórica del arte contemporáneo coreano, que incluso se extiende a su propia época, le resulta difícil entender qué es el arte y qué debería llamarse artístico. Delante de la ola creada por la concepción occidental del arte, piensa que la miseria de la realidad que usted y yo podemos testificar es paradójicamente una cuestión artística. Hay dos factores contradictorios, que existen al mismo tiempo en su “obra” que se presenta como arte: lo visible y lo invisible, lo material y lo inmaterial, lo claro y lo oscuro, lo artístico y lo inartistico. Crea obras de arte con la esperanza de que el “arte” desaparezca”.

RohwaJeong, formado por Yun-hee Noh (Seúl, 1981) y Hyeon-seok Jeong (Seúl, 1981), es una pareja de artistas visuales de Seúl, Corea del Sur. Más que un dúo, es un ser único e inseparable. Su trabajo observa y destaca relaciones que evolucionan en el tiempo y el espacio y que procuran aprehender eficazmente. En particular, tratan de sondear las relaciones humanas y desmenuzar los conflictos que surgen entre los individuos. Es un un intento de alejarse del pensamiento subjetivo y de las miradas violentas que interpretan todos los fenómenos que nos rodean con pereza y a priori. Como resultado, una situación o un estado a veces puede llevar a interpretaciones diferentes en términos de relaciones. En 2019, el dúo participó en la 12ª Bienal de Gwangju, Imagined Borders, en Corea del Sur.

Paula Castro, nacida en Buenos Aires en 1978, vive y trabaja en la misma ciudad. Aborda el dibujo a través de conceptos compuestos de puntos y líneas. Representaciones del reino de lo imaginario y de la mente, el mundo se interpreta como un “cuerpo” de puntos infinitos sobre los que la superficie está en movimiento en el tiempo y en el espacio. Las cosas encontradas (sonidos, fotografías, palabras, lugares) son el punto de partida de sus obras. Las formas y los pensamientos cambian constantemente y se transforman en un conjunto orgánico de líneas y puntos, ideas y conceptos, lugares imaginarios y reales. Sus dibujos son el resultado de una modificación visual o de un encuentro misterioso entre literatura y el trazo.

Charlotte Seidel, nacida en 1981 en Hamburgo, Alemania, vive y trabaja en París. Según Isaline Vuile, esta artista cultiva un arte sensible de lo invisible, lo ausente y lo efímero, interviniendo a menudo in situ de manera poética para magnificar los detalles. Creando pequeñas intensidades que emergen del flujo continuo de eventos e imágenes que nos rodean, Charlotte Seidel toma como material la realidad de la vida, una vida cotidiana a veces banal, historias comunes, de las cuales aísla elementos conocidos pero a los cuales no necesariamente prestamos atención. Invitandonos a observar nuestro entorno con una mirada más atenta, la práctica de Charlotte Seidel compone, pieza por pieza, algo que podría describirse como la poética de la vida cotidiana.

Kihoon Jeong nació en 1980 y actualmente vive y trabaja en Seúl, Corea del Sur. El universo de la obra de Kihoon Jeong describe una actitud/acción única que se resiste a un sistema enorme, grupos estandarizados, una cultura unificada y una regulación forzada. Su trabajo parte de la siguiente pregunta: ¿qué haríamos si no estuvieramos en condiciones de transformar la estructura social y las costumbres a su dimensión colectiva? Jeong se opone a la vanidad, a las cosas descuidadas, a la actividad irregular y a la lógica del mercado al tratar de modificar unidades microscópicas a un nivel parcial y retroceder desde la lógica del poder hacia el interior de la estructura social.

Yangachi nació en 1970 en Busan, Corea del Sur, y tiene una licenciatura en escultura de la Universidad de Suwon y una maestría en artes mediáticas de la Universidad de Yonsei en Seúl. Se interesa en las pantallas, el cine, la vigilancia. El artista acumula episodios, recoge información y la transforma en “signos” para editarlos en secuencia. A continuación, procede a superponer los signos y los coloca en una relación de función explicativa. Yangachi amplía su realidad y sus experiencias y las refleja en la sociedad coreana contemporánea para criticarla.

Afour Rhizome (o A4 Rhizome o A4rizm) es uno de los nombres de artista elegidos por Kyoo Seok Choi (nacido en Seúl, Corea del Sur, en 1976), graduado de la Universidad de París VIII. Este nombre más bien neutro hace referencia a su obra y a su proyecto de construir un archivo de conocimientos, de obras de arte y de sí mismo. La elección del nombre plantea la pregunta: “¿qué es un artista?” Una de sus obras se llama Dictionary Balls, donde una hoja de papel del diccionario “recuperado” de Le Petit Robert se transforma en una bola manteniendo la visibilidad del número de página, se almacena en un joyero “recuperado” y se presenta. Algunas bolas se venden por piezas con un precio fijado libremente por el comprador. en el mercado de pulgas. Las rutas de estos objetos, los precios de venta, las fechas y lugares de venta, los nombres, las direcciones de correo electrónico del comprador y los detalles de los gastos están documentados. Este documento está integrado en el proceso de esta obra en sí misma y también se exhibe como parte de la obra.

Abierto los sábados de 14h00 a 18h00. Organizado por la Galería Dohyang Lee a propuesta del verano de 1978, con el apoyo de KAMS, Corea del Sur.

Traducción de Guillermo Vargas Quisoboni para Lupita