Miguel Rio Branco. De Tóquio para Out of Nowhere

Miguel Rio Branco, Out of Nowhere, 1994-2016 © Cortesía de la Galería Filomena Soares

La Galería Filomena Soares tiene el placer de presentar la primera exposición en su espacio del renombrado artista brasileño Miguel Rio Branco (1946, Brasil). La exposición presenta dos proyectos claves para la trayectoria del artista: Tóquio (2008) y Out of Nowhere (1994-2016).

Out of Nowhere se presentó por primera vez en la 5ª Bienal de la Habana (1994). Se compone de imágenes colgadas de una tela negra a la que se adosan unos espejos antiguos. Las imágenes representan a habitantes del extrarradio así como noticias procedentes del Police Gazette, un periódico neoyorquino de los años 20, ofreciendo al espectador un viaje a La Habana de antes de Fidel. La obra presenta también fotografías de la película “A bela e a Fera” de Jean Cocteau y de otros periodos de la obra de Branco, pero siempre relacionadas con el cuerpo y con el tiempo. Los espejos están apoyados en el muro, reflejando el conjunto de caracteres, situaciones y el espacio real donde nos conocemos y donde nos encontramos a nosotros mismos. A la experiencia se le unen también algunas bombillas suspendidas del techo que producen una luz leve e iluminan el espacio de manera tenue. La música de los años 20 y 30 envuelve al visitante, particularmente la canción Out of Nowhere, que da nombre a la obra.

A lo largo de los últimos veinte años, Out of Nowhere ha sufrido diversas modificaciones para adaptarse a los lugares en los que ha sido presentada. Como Lígia Canongia dice, Out if nowhere es presentado como un atlas, representando incontables lugares, asociados y combinados de manera diferente y ordenados fragmentariamente, sin causa ni finalidad. Todavía, cuando la miramos de cerca, la obra aparece como un caleidoscopio que reúne todos los trabajos del artista así como las cuestiones planteadas por Miguel Rio Branco, ofreciendo una representación global de su visión y sus intereses, entendidos a través del espacio y de la memoria.

Cuando vemos las fotografías de las prostitutas y los habitantes del antiguo barrio de Pelourinho, en Salvador de Bahía; las imágenes de los boxeadores de los gimnasios de Cuba, y otras imágenes tomadas a lo largo su carrera, su producción artística se sintetiza a través del cruce de diferentes épocas que finalmente se encuentran en un mismo espacio. Así, emerge una obra unitaria, que condensa y canaliza la enorme corpus de imágenes en nuevas e inesperadas asociaciones, evocando hechos del pasado, que se fortalecen con su actualización en el presente y en el futuro. Básicamente, la obra de arte encarna lo que es la fotografía.

Tóquio (2008) es un proyecto realizado en la ciudad de Tokyo  como parte del 100 aniversario de la migración japonesa hacia São Paulo, Brasil. Miguel Rio Branco fue invitado por el agregado cultural Marco Antonio Nakata junto con el fotógrafo japonés Daido Moriyama para fotografiar la metrópolis brasileña. El resultado fue presentado en el Tokyo Museum of Contemporary Art en 2008.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto realizado a partir del dossier de prensa de la exposición, traducido del inglés por Cristina Blanco.

Enlaces de interés:

Zona de contacto

Deja un comentario