Protografías

“Oscar Muñoz, nacido en 1951 en Popayán, es considerado como uno de los artistas contemporáneos más importantes de Colombia, y goza de un importante reconocimiento en la escena internacional. Egresado del Instituto de Bellas Artes de Cali, desarrolla desde hace más de cuatro años una obra en torno a la relación entre la imágen, la memoria, la pérdida y la precariedad de la vida. Dado que su obra incluye formatos tan diversos como la fotografía, el grabado, el dibujo, la instalación, el video y la escultura, es difícil definirla en torno a una sóla categoría.

“Protografías” es un neologismo que evoca lo opuesto de la fotografía, el momento anterior o posterior al instante en el que la imagen es capturada para siempre. La exposición “Protografías” incluye las piezas principales de sus series, reagrupadas en torno a los principales temas de trabajo del artista. La obra de Muñoz puede describirse como el resultado de una relación poética y metafórica entre su vida personal y una exploración sobre los diferentes estados de materialidad de la imagen. Un ejemplo de ello es la asociación entre la disolución de la imagen, su alteración y su descomposición con la fragilidad de la memoria y la imposibilidad de fijar el tiempo, o incluso la evaporación y la transformación de la imagen con la tensión entre la racionalidad y el caos de la vida urbana. En la mayor parte de su trabajo, Muñoz crea imágenes efímeras que invitan al espectador a vivir una experiencia sensual y racional a la vez.

Oscar Muñoz comenzó su carrera en 1970 en Cali, en un contexto de intensa efervescencia cultural que llevó a la aparición de una generación de escritores, fotógrafos, cineastas y artistas de primera línea, entre los cuales figuran Carlos Mayolo, Luis Ospina, Andrés Caicedo y Fernell Franco. En ese entonces, Muñoz trabajaba el dibujo al carbón a gran formato, creando personajes tristes, a veces sórdidos, marcados por una pesada carga psíquica. Desde ese momento se definen los ejes principales de su práctica: entre ellos, su interés constante en el aspecto social, el tratamiento muy específico que le da a los materiales, el uso que hace de la fotografía como un instrumento de la memoria, la búsqueda de las posibilidades dramáticas del juego entre luces y sombras en relación con la definición misma de la imagen. Además, el artista ha desarrollado un enfoque fenomenológico del minimalismo, haciendo hincapié en la relación entre obra, espectador y espacio.

A mediados de la década de 1980, Oscar Muñoz se aleja de los métodos artísticos tradicionales y comienza a experimentar con procesos innovadores enfocados hacia la creación de una verdadera interacción con el público. Es así como propone un replanteamiento radical del ejercicio del dibujo, el grabado, la fotografía y la relación con el espacio de trabajo. Abandona las técnicas y los formatos tradicionales, sin perder de vista sus raíces y principales implicaciones, y se dedica a investigar lo efímero destacando las cualidades esenciales de los materiales utilizados y sus asociaciones poéticas. El uso de elementos básicos – agua, aire y fuego – se refiere a los ciclos de procesos y manifestaciones trascendentales de la vida, la existencia y la muerte.

“Mi trabajo es un intento de entender cómo el pasado y el presente están llenos de hechos violentos”, dice el artista.

Los trabajos presentados en la exposición “Protografías” se agrupan en torno a los grandes temas de interés del artista. Podrá descubrirse su obra sobre papel y la serie de gran formato de dibujos hiperrealistas en carboncillo (1976-1981), en las que se manifiesta su particular visión del contexto social; los dibujos y grabados realizados desde la década de 1980, que marcaron su abandono del papel en favor de la exploración de materiales y procesos no convencionales; la investigación llevada a cabo en los años 1990 y 2000 sobre la estabilidad de la imagen y su relación con los procesos de la memoria; hasta sus últimos trabajos (2009-2014), en los que se ha dedicado a estudiar los procesos de aparición y desaparición de la imagen, incluyendo una obra creada específicamente para la exposición.”

Nota: este texto es una traducción libre de la presentación incluída en la página web de la exposición.

Más allá de la exposición:

Oscar Muñoz es el director de Lugar a dudas, un espacio artístico situado en el barrio Granada de Cali en el que los participantes desarrollan una reflexión particular sobre el espacio de creación y las alternativas de difusión del arte contemporáneo. En Lugar a dudas se reúnen artistas y curadores de diversos países, gracias a su programa de residencias artísticas y curatoriales, columna vertebral del proyecto. A la fecha de publicación de este texto en Lupita, Lugar a dudas tiene abierta una convocatoria para curadores.

Lugar a dudas agradece a todos los que participaron de nuestra Convocatoria internacional de residencias para curadores* y anunciamos que se ha ampliado el plazo para nuevas aplicaciones hasta el día 20 de junio de 2014. Los interesados pueden descargar el documento con las bases y toda la información en el siguiente enlace: Convocatoria internacional de residencia para curadores – PDF

Una exposición casi simultánea de Oscar Muñoz se realiza en el Museo de arte contemporáneo de Monterrey, desde el 28 de febrero hasta el 22 de junio de 2014. Para esta ocasión, el Marco ha realizado un video en el que el artista Oscar Muñoz presenta algunos aspectos de su obra:

Enlaces de interés:

 

Zona de contacto

Deja un comentario