Vik Muniz: Verso

Vik Muniz, Verso (The Goldfinch), 2016, mixed media, 84 x 70 cm

La primera exposición de arte contemporáneo en el Mauritshuis Museum, presenta la cara oculta de las obras maestras de la pintura.

Del 9 de junio al 4 de septiembre el Mauritshuis alberga una exposición que revela no el aspecto más conocido de algunas de las pinturas más famosas del mundo, como la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci, la Noche Estrellada de Van Gogh o la Jóven de la Perla de Vermeer, sino su parte trasera, su reverso. Para esta exposición, el artista brasileño Vik Muniz ha creado un total de cinco obras inspiradas en pinturas de la colección del Mauritshuis que vienen a aumentar su serie Verso.  Esta es la primera vez que el Mauritshuis acoge una exposición de arte contemporáneo.

Emilie Gordenker, directora del Mauritshuis: “Esta es la primera vez que un museo expone  (la serie) Versos de Vik Muniz. Es también una primera vez para el Mauritshuis: esta exposición presenta un fascinante nuevo punto de vista sobre la colección del museo gracias a esta colaboración con un artista contemporáneo. Yo me interesé por el artista internacionalmente conocido Vik Muniz para que creara un proyecto para el Mauritshuis por diversos motivos. Él siempre ha mostrado un gran interés por los maestros de la pintura así como por las prácticas museales. En nuestra primera reunión, me sorprendió con el proyecto sobre el reverso de las pinturas. Sus Versos nos obligan a mirar algunas de las pinturas más conocidas de una manera diferente; a menudo podemos pensar en estas pinturas, pero casi nunca podemos pensar en ellas como objetos situados en galerías, como objetos que se desplazan, se conservan y que están marcados por etiquetas e inscripciones. Alejándonos de estas imágenes familiares, obtenemos una apreciación mucho más profunda de las obras. No puedo expresar el placer que ha sido el trabajar con Vik y su equipo, que ha creado unas obras maravillosas y nos han mostrado un nuevo campo a explorar.”

Versos

Vik Muniz comenzó a fotografiar el reverso de algunas de las pinturas más famosas en 2002. En su libro Reflex (2005) ya formuló su deseo de realizar copias a tamaño real de las fotografías y de exponerlas. Sus primeras, y meticulosas, copias en 3D de las partes traseras de las pinturas se realizaron en 2008. Él las llamó “Versos”, recreaciones perfectas de la parte que normalmente reposa sobre la pared.

Para Vik Muniz, el reverso de cada pintura es único; los agujeros, los corchetes de metal, las etiquetas y las demás marcas forman parte de la historia de la pintura. Con el paso del tiempo esta parte trasera de las pinturas cambia, evoluciona. Los nuevos propietarios dejan su marca. Cada movimiento deja su huella. El reverso revela los materiales con los que la pintura está hecha – bastidores, lienzos o paneles – y muestra detalles del marco y de otras medidas de seguridad tomadas durante la exposición de la obra. Elementos que normalmente solo conocen los empleados de los museos. Y es justo esto, la parte más íntima de las obras maestras, lo que Vik Muniz quiere compartir con el público.

En 2008 Vik Muniz presentó por primera vez su serie Verso en la galería Sikkema, Jenkins & Co. de Nueva York. Para la ocasión el artista presentó el reverso de algunas obras maestras como las Señoritas de Aviñón de Picasso (MoMA, Nueva York), la Noche Estrellada de Van Gogh (MoMA) y la Mujer con Loro de Renoir (Guggenheim, Nueva York). En los últimos años el artista ha realizado más Versos, como el de La Gioconda de Leonardo Da Vinci (Louvre, París), pero por el momento nunca se han mostrado todos juntos.

La presentación de los primeros Versos con algunos de los más recientes, realizados a partir de las pinturas de la Colección Mauritshuis convierte a este museo en el primero en exhibir un total de quince Versos. Esta exposición revela la parte trasera de La Jóven de la Perla y de la Vista de Delft de Vermeer, el Goldfinch de Carel Fabritius, la Lección de Anatomía del Doctor Tulp de Rembrandt y la Vista de Itamaracà Isla de Brasil de Frans Post. Éste último tiene un interés particular, dados los orígenes brasileños de Muniz, pero también por su relación con Johan Maurits van Nassau-Siegen, primer propietario de Maurtishuis -gobernador de las zonas del sur de Brasil controladas por Alemania entre 1637 y 1644- quien encargó esta pintura a Post.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Enlaces de Interés:

Texto procedente del dossier de prensa de la exposición, traducido del inglés por Cristina Blanco.

Zona de contacto

Deja un comentario