Allora & Calzadilla

Allora & Calzadilla. ​ Stop, Repair, Prepare: Variations on Ode to Joy, No.3, 2008, Piano Bechstein modificat © Foto: Roberto Ruiz © Fundació Antoni Tàpies, Barcelona, 2018.

A través de una obra rica y compleja, marcada por un afán investigador, estos artistas residentes en Puerto Rico han hilvanado una red de complicidades que exploran lo cultural, lo histórico y lo geopolítico.

La severa vulnerabilidad climática y la masiva extracción de deuda que sufre la isla de Puerto Rico difícilmente pueden ignorarse en tanto que trasfondo que da un sentido político a las obras de Allora & Calzadilla.

Jennifer Allora (1974, Estados Unidos) y Guillermo Calzadilla (1971, Cuba) colaboran desde 1995. En su trabajo recurren a medios tan diversos como la ​ performance, la escultura, el sonido, el vídeo y la fotografía. Esta amalgama promueve un tipo de espectador al que se le invita a desaprender y a modificar sus hábitos de percepción estética.

Para esta muestra en la Fundació Antoni Tàpies, la primera con un carácter monográfico en el estado español, Allora & Calzadilla presentan una selección de obras producidas entre 1996 y 2017. La dimensión musical de estas piezas indica a los espectadores que aquí, muy posiblemente, lo visual se subordina a lo auditivo. Una obra conduce al visitante hasta otra, de modo que ​Stop, Repair, Prepare: Variations on “Ode to Joy” for Prepared Piano ​ de 2008 puede llevar indistintamente al muro desde el que suena Wake up de 2007 o a la planta superior en la que ​Hope Hippo​ de 2005 puede ser percibida gracias a las alertas de un silbato.

La exposición ni siquiera ha merecido un título específico, más allá del nombre de los dos artistas. Porque, como dice Jacques Attali, “en la composición, producir es en primer lugar y por encima de todo aceptar el placer de producir las diferencias”. Así es como la composición de Allora & Calzadilla convoca una multiplicidad de formas de estar en el mundo, formas de existencia que remiten a lo humano y a lo animal, a lo orgánico y a lo mineral. Para estos artistas lo acústico representa una expansión ininterrumpida que desafía la concepción perimetral del espacio museístico. Pero puede que –a pesar de estas advertencias– el espectador se enfrente a obras cuyo aspecto sea el de un dispositivo inactivo, mientras otras suenan o están siendo activadas por los intérpretes. Esa condición poco usual evoca el trasfondo en el que Allora & Calzadilla generan su obra. Un contexto marcado por la crisis múltiple que azota Puerto Rico, en especial económica y ecológica. El paso de los huracanes Irma y María a finales del pasado mes de septiembre ha dejado tras de sí una situación de emergencia que ha agravado la situación de la isla. La población se ha visto resignada a esperar la ayuda del exterior, lo que es –de acuerdo con el sociólogo Javier Auyero– un signo patente de otra forma de subordinación política.

Una catástrofe que revela que el déficit económico es también reflejo de un déficit democrático, el mismo que mantiene a Puerto Rico bajo un régimen de ​ colonialidad encubierta. Una ambiciosa obra como Puerto Rican Light (Cueva Vientos), encargada e instalada por Dia Art Foundation en Guayanilla-Peñuelas y que ha cerrado semanas antes de inaugurar esta exposición, se introduce en la Fundació Antoni Tàpies sin una presencia material física. Lo hace mediante un debate y una conversación que convierten la obra en un rumor. Una obra de la que se habla sin necesidad de haberla visto.

Texto procedente del dossier de prensa de la exposición.

Imágenes:

Enlaces de interés: