Carmen Perrin. Masomenos

La galería Catherine Putman se enorgullece de presentar una nueva exposición de Carmen Perrin “Masomenos”, para la aparición de su libro Carmen Perrin. Entrer dehors sortir dedans, que reúne y documenta la producción de la artista de los últimos quince años: obras monumentales, instalaciones efímeras, trabajos integrados en obras arquitectónicas, piezas de taller, dibujos.

Artista suiza nacida en Bolívia, Carmen Perrin ha sido igualmente invitada a exponer en la Maison de l’Amérique latine en París, entre el 7 de marzo y el 16 de mayo de 2015.

La primera exposición de la artista en la galería, en 2009, se dividía en dos conjuntos, por un lado los grandes dibujos de “trazo invertido” y por otro las perforaciones de las revistas de Paris Match de los años 60 y 70. En esta ocasión, las obras presentadas en la exposición, piezas recientes que representan el trabajo actual de la artista, provienen de diferentes series y muestran la diversidad de medios de expresión de la artista. Los resortes, la espuma de color, los planos de ciudad, el papel por supuesto, son perforados, separados, tendidos, y ven su utilización original transformada. La relación a la materia en las obra de la artista —tensión, vacío, plenitud— es también la relación con el mundo que la rodea y al cuál presta atención, a través del cuerpo, primero el suyo y después el de los observadores.

La exposición presenta igualmente una serie inédita de libros escultura que han sido realizados a partir de ejemplares de “series negras” comprados en librerías de usados. Es una colección que posee una estética muy específica, amarilla y negra (colores que recuerdan el trabajo a partir de los Cahiers de cinéma con los cuales Carmen Perrin ha realizado varias obras), las carátulas atraen la mirada del artista tanto por su estilo como por sus títulos increíbles: “Une tartine de déconfiture (nota de traducción: esta expresión emplea un sofisticado juego de palabras a partir de la cercanía entre las palabras “confiture” y “déconfiture”, que se traducen como “mermelada” y “derrumbe” respectivamente. En francés “Tartine de confiture” es simplemente un “pan con mermelada”. Así que para traducir “Tartine de déconfiture” podríamos simplemente decir “pan con derrumbe”, aunque no restablezca el juego de palabras), “Avec un élastique” (“Con un elástico”), “Cadavériquement votre” (“Cadavéricamente suyo”)…

Estos libros han sido perforados, el texto ha sido extraído, haciendo imposible su lectura, pero el vacío creado es posteriormente llenado con una masa compacta de color negro. De tal manera que los libros abiertos se mantienen cerrados, se convierten en objetos, la historia policíaca de la “serie negra” se transforma en un bloque “negro”, pasando del sentido figurado al sentido literal. Sólo algunos fragmentos de frases o palabras resisten a la metamorfosis del libro y alimentan el misterio, tanto de la intriga —indudablemente palpitante— como del efecto visual que tanto apasiona a la artista.

Enlaces de interés