Mario Santizo. El sol es un martillo

Mario Santizo, El sol es un martillo, 2016. Vista de la instalación en Prometeo Gallery, 2018. Imagen cortesía de Prometeo Gallery

Prometeo Gallery di Ida Pisani se complace en presentar El sol es un martillo, la primera exposición individual de Mario Santizo (Zaragoza, Chimaltenango, Guatemala, 1984) en Italia.

Mario Santizo representa una de las miradas más particulares y diferentes dentro su generación de artistas guatemaltecos. En su práctica artística la ironía, el sentido del humor a menudo transformado en sátira, está siempre presente, a través del cual el artista se enfrenta a la hipocresía y a las problemáticas a las que se enfrenta la sociedad guatemalteca, y en general, la sociedad latinoamericana.

La instalación El sol es un martillo, de 2016, es representativa de esta actitud en su investigación.  En ella el artista reflexiona sobre la figura de Carmen Miranda, la famosa cantante y actriz portuguesa nacionalizada brasileña, que en los años 40 popularizó a nivel internacional el estereotipo de la identidad latinoamericana basada en lo tropical. De esta manera, una imagen exuberante y exótica se presentaba como figura homogeneizadora de toda una región cuya complejidad cultural –entre otros aspectos– va más allá de este cliché reduccionista. Esta obra busca ser un comentario a este imaginario de lo exótico y lo tropical, explotado aún por algunos artistas contemporáneos como estrategia para insertarse en el circuito artístico. La operación del artista, en este caso, consiste en la apropiación de la imagen de Carmen Miranda, que el artista materializa en una secuencia de fotografías y un busto, y de su anulación del estereotipo a través del cambio de sexo del personaje, una operación humorística y performativa que lo vacía de todas las referencias iconográficas y todas las exageraciones estéticas.

Texto procedente de la nota de prensa de la exposición. Traducción de Cristina Blanco.

Imágenes:

Enlaces de interés: